07-01-2008

Se inicia el año con nuestra intentona de ver las cosas de otra manera o cuando menos de verlas sin tanto estropicio intermedio. Por ello, repasamos de nuevo los mundos de la ceguera que puedan limpiar nuestro gastado campo de visión, y lo hacemos con varios textos, Ramón Gómez de la Serna, Bioy Casares, poemas, reflexiones varias y un relato altamente jocoso, revelador y estimulante de Boris Vian, “El amor es ciego”. Y tanto. Feliz año, ya que seguimos con vida.

Sin comentarios

Aún no hay comentarios.

RSS de comentarios

Disculpe, los comentarios están cerrados.