25-02-2008

Y llegamos a la penúltima sesión de nuestro absurdo recorrido avícola-estelar sobre la figura errática de los ángeles. Hoy, entre poemas y textos varios (Quasimodo, Ossetti, Saki, Villaurrutia…) nos acercamos al momento en que se supone que los ángeles buscan cambiar de aires y se adentran en otras regiones, en otros berenjenales. Dos cuentos lo cuentan: “Ã?ngel”, del elegante hermano de Giorgio de Chirico, Alberto Savinio, y “Un señor con unas alas enormes”, el genial relato que escribió García Márquez allá por el 1968. Tras estas caídas sin demasiadas consecuencias, veremos en el último programa a ellos dedicado, el verdadero alcance de una caída decididamente más sulfurosa. Muy pronto, el asalto de los cielos!

Sin comentarios

Aún no hay comentarios.

RSS de comentarios

Disculpe, los comentarios están cerrados.