21-03-2011

Simplemente cerramos los ojos y dejamos que nos eleve el vendaval brutal y violentísimo de la entrada en la primavera. Dejamos que nos alce del sitio y nos deje algo descalabrados pero aún enteros en un nuevo remolino de palabras. Es de “La mujer de la arena”, de Kôbô Abe, de la tremendísima historia de […]