02-07-2012

Todo va bien. Ya pasó el domingo con su fútbol y su hastío. Bien que lo sabía Enric Barbat… Así que empezamos con la necesidad de hacer frente al vendaval y arremeter contra la multiforme adversidad. La unión hace la fuerza. Recogemos las perdidas lamias del pasado y las acompañamos de sirenas embrutecidas por los tiempos que corren. Proseguimos diseccionando el esteresoscopio de los solitarios que tan hábilmente maneja J. Rodolfo Wilcock: arañas, tumbas, heridas… También entramos en la sinagoga de los iconoclastas para recoger al inventor del pentaciclo, una bicicleta fundamentalmente absurda. Iniciamos un acercamiento a científicos reconocidos que se atreven a investigar los fenómenos paranormales: hoy el matemático Yves Lignon. Seguimos con un breve cuentecillo sufí del mulá Nasrudín que nos hace pensar en los modos de comunicarse los humanos. Presentamos un par de poemas de un autor preso vietnamita y pasamos a la primera entrega de una trilogía que dedicaremos a Leopoldo María Panero, que hace tiempo ya que no pasa por aquí. Leemos algunos de los versos que incluyó en el libro colectivo “Locos de altar”. Y terminamos con la tan postergada reflexión sobre uno de los psicoanalistas más olvidados y sin embargo más profundos en su pensamiento: Victor Tausk. Lo relacionamos con el biólogo Paul Kammerer y con las obras de Koestler y Roazen. Cerramos el programa con un par de historias algo grotescas sobre modalidades prácticas de aburrimiento a través de los discursos. Creo que ya está todo… aunque puedo equivocarme. ¡Podría haber más! Podrían tantas cosas…

Sin comentarios

Aún no hay comentarios.

RSS de comentarios

Disculpe, los comentarios están cerrados.