06-08-2012

Dedicamos el principio al poeta Carlos Iguana, con quien compartimos el programa en sus inicios hará unos cuantos años. De él, pasajero ya al otro lado de la tumba, os leemos algunos de sus primeros poemas editados. Después retomamos nuestro escándalo dinamitero con unos acercamientos a la figura de Vera la nihilista, tanto en la obra de Oscar Wilde como en referencias de “Vacaciones en Polonia”. De esta maravillosa revista seguimos con la arqueología literaria del nihilismo ruso, en este caso con Chernishevsky y el mismo Dostoievsky. Acudimos a Albert Camus, con su espléndido tratado sobre la historia de la rebelión: “El hombre rebelde”, para conocer mejor a esos “terroristas delicados” que fueron los rusos dinamiteros del XIX-XX. Todo nos lleva en volandas a esa subyugante obra del terrorista ruso Boris Savinkov, “El caballo amarillo”, subtitulada precisamente “Diario de un terrorista ruso” y editada en esta ocasión por Impedimenta. De este libro leemos unas cuantas entradas o fragmentos de ellas. Nos quedará aún una breve parte de este tríptico que dedicamos a ese tiempo extraño en el que algunos seres optaban por la solución más tremenda a la angustia de su tiempo, unos seres que se entregaban a interminables reflexiones tanto éticas como sociales. Y a la dinamita. Nos intrigan. Les escuchamos. Y terminamos con nuestros deseos de justicia y libertad para las también rusas Pussy Riot, que están siendo juzgadas ahora mismo por un -actualizado a nuestro tiempo- acto de rebelión callejera.

Sin comentarios

Aún no hay comentarios.

RSS de comentarios

Disculpe, los comentarios están cerrados.